La Consejería de Innovación, Industria, Turismo y Comercio destinará 400.000 euros para la reforma y mejora de albergues de peregrinos de los Caminos Norte de Santiago y Lebaniego.

El presupuesto destinado a este fin contará con dos vías de financiación. La primera de ellas, con cargo al capítulo VI de los Presupuestos de la Consejería y dotada con 200.000 euros, está dirigida a los ayuntamientos para obras de reforma, mejora o ampliación de los albergues de titularidad municipal.

La segunda, también dotada con 200.000 euros, se regulará mediante una orden de subvenciones, a la que se podrán acoger las actuaciones que se realicen en albergues de titularidad eclesiástica o gestionados por asociaciones o entidades sin ánimo de lucro.

Así lo ha anunciado hoy el consejero de Turismo, Francisco Martín, durante la reunión de la Red Cántabra de Municipios del Camino, en la que se integran los 39 ayuntamientos por los que discurren los dos caminos de peregrinación Patrimonio de la Humanidad con los que cuenta la región.

Martín también ha anunciado que la Consejería va a modificar el Decreto 141/2015 de Albergues Turísticos con la finalidad de incluir en el mismo la regulación de los albergues de peregrinos del Camino de Santiago y Camino Lebaniego.

Nuestra intención es colaborar y ayudar en la gestión de  los albergues de peregrinos”, ha explicado el titular de Turismo, al tiempo que ha señalado que el fin último es dotar a Cantabria de “una red de albergues de calidad, que ofrezcan un buen servicio al peregrino y garantice la satisfacción del mismo”.

El consejero ha subrayado, en este sentido, que el Gobierno de Cantabria “sigue trabajando para consolidar el camino como un producto turístico que perdure más allá del Año Jubilar Lebaniego” y la región entre a formar parte de los destinos de peregrinación mundiales.

Es muy grande el interés que despierta el Camino de Santiago en Europa y en el mundo y si a eso le añadimos que también contamos con la ruta lebaniega, estamos ante un reto que nos posibilita ser competitivos y ofrecer un entorno único a los peregrinos”, ha añadido.

Martín ha señalado que estamos en “temporada alta” y, cada vez, “es mayor el número de peregrinos que recorren el camino”. De ahí, según ha dicho, que sea necesario que el peregrino se “vaya de Cantabria con un alto grado de satisfacción y pueda volver más veces o recomiende el camino”.

Otro de los objetivos de las ayudas destinadas a la mejora de los albergues es, según ha afirmado Martín, subsanar uno de los principales déficits que se están encontrando en estos primeros meses del Año Jubilar Lebaniego: la falta de plazas.

Así, entre las obras y acciones que podrán ser subvencionables se encuentran las de ampliación de plazas y compra de mobiliario; obras de insonorización, interior e exterior, incluidos ventanas o balcones; instalación de sistemas de climatización y/o aire acondicionado; acondicionamiento y mejora de baños; reforma de unidades alojativas; instalación y equipamiento de sistemas de automatización de instalaciones (domótica) y de eficiencia energética; reforma de cocinas; instalación wifi; compra de mobiliario, menaje o maquinaria; obras de acondicionamiento y mejora de cubiertas y fachadas, así como gastos derivados de instalaciones eléctricas, desinsectación y desratización, entre otros.

Los ayuntamientos deberán presentar el proyecto técnico de las obras a realizar (aprobado en pleno) o la solicitud  de la acción a realizar, previa petición del representante municipal y el compromiso de recibir el inmueble reformado, a la Dirección General de Turismo para acogerse a la financiación incluida a cargo del capítulo VI.

Por su parte, los albergues de titularidad eclesiástica o gestionados por entidades y asociaciones sin ánimo de lucro  podrán solicitar la ayuda a través de la orden, cuyas bases reguladoras se publicarán en un plazo aproximado de un mes.

A ésta ayuda podrán acogerse obras realizadas entre el 1 de enero de 2017 y el 30 de junio de 2018.