Investigadores del grupo Electrónica, Comunicaciones y Telemedicina de la Universidad de Almería han instalado en El Soplao un nuevo sistema que permite monitorizar en tiempo real variables de conservación de cuevas visitables.

El sistema permitirá a los organismos gestores aplicar medidas de forma inmediata para evitar los daños de las visitas masivas.

La metodología propuesta se ha aplicado en la cueva de El Soplao, descubierta en Cantabria a principios del siglo XX y que representa una importante atracción para la zona por su riqueza geológica y por los yacimientos paleontológicos, en los que se han descrito, entre otros hallazgos, nuevas especies de insectos fosilizados en ámbar, ha informado la Fundación Descubre en una nota.

Los investigadores explican en el artículo ‘A real-time underground environment monitoring system for sustainable tourism of caves’, publicado en la revista Journal of Cleaner Production, cómo el sistema que han desarrollado ofrece segundo a segundo la información relativa a la cantidad de dióxido de carbono presente, humedad, temperatura, lluvia, fuerza del viento, dirección de éste y presión barométrica.

Estas variables deben permanecer estables dentro de un rango para asegurar que el estado de la cueva se mantenga. Si en algún momento se altera alguna de ellas es posible actuar de forma inmediata para evitar “el más mínimo deterioro”.

Entre las distintas estrategias en la conservación de los espacios geológicos se encuentra la limitación de visitas, pero no siempre se disponen de datos concretos que determinen qué cantidad de turistas admite una gruta sin que se vea afectada. “Ejemplos como la cueva de Altamira, actualmente cerrada al público por los daños irreparables que se generaron con las visitas masivas, sirvieron para emprender medidas que eviten que esta situación vuelva a repetirse”, afirma la investigadora de la universidad de Almería y autora del estudio, Nuria Novas.

Con este método, se puede conocer en tiempo real en qué estado se encuentra la cueva y aplicar medidas urgentes para que la regeneración se produzca y que así se pueda disfrutar sin una fecha de caducidad.