Una marcha ciclista popular recorrerá Santander el domingo 17 de septiembre para celebrar la Semana Europea de la Movilidad y sensibilizar a los ciudadanos sobre la importancia de adoptar hábitos de transporte más sostenibles.

El itinerario tendrá salida y llegada en el Paseo de Pereda, donde a lo largo de la mañana se desarrollarán también actividades lúdicas y juegos en torno a la bicicleta y la movilidad sostenible. Las inscripciones, de carácter gratuito, se han abierto ya, y podrán realizarse hasta el 12 de septiembre de forma presencial en el Centro Ambiental Los Viveros (calle Justicia, 3) o a través de su correo electrónico (centroambientalviveros@santander.es).

El concejal de Medio Ambiente y Movilidad Sostenible, José Ignacio Quirós, ha animado a los vecinos, amantes de la bicicleta, familias y ciudadanos en general a sumarse a esta fiesta de la bici que, a su juicio, supone una buena excusa para subirse a este medio de transporte y comprobar sus ventajas para moverse por la ciudad de una manera saludable y sostenible.

La marcha partirá sobre las 11.30 horas desde el Paseo de Pereda en sentido Puertochico, dirigiéndose a continuación hacia el túnel de Tetuán para llegar a la avenida de los Castros.

Desde aquí, el recorrido continuará por la avenida de Castañeda hasta incorporarse a la avenida de Reina Victoria y seguir la marcha hacia Castelar y Puertochico, finalizando de nuevo en el punto de partida en el paseo de Pereda, todo ello, a través de un recorrido en su mayor parte llano y sin demasiada dificultad para favorecer la participación de cualquier persona, ha informado el Ayuntamiento de Santander en nota de prensa.

La marcha se completará con actividades lúdicas que se sucederán durante toda la mañana, de 10.30 a 14 horas, en el entorno de los Jardines de Pereda, donde los participantes encontrarán, por ejemplo, un espacio donde fotografiarse para compartir su imagen en redes sociales.

También se enseñará a decorar y personalizar la bicicleta con materiales reciclados, y se podrá realizar un recorrido con chapas sobre un mural de la ciudad, en forma de bici, con el que se mostrarán algunos conocimientos básicos sobre medio ambiente y sobre las normas de circulación.

Además, el público podrá realizar un ‘viaje al futuro’ e imaginar cómo serán las ciudades en un porvenir no muy lejano marcado por el aumento de coches eléctricos. Y para reponer fuerzas tras la marcha, los asistentes podrán degustar chocolate con churros junto al resto de participantes en esta jornada de convivencia, que tendrá también un carácter solidario, ya que para recoger el dorsal cada participante deberá aportar al menos un kilo de alimentos no perecederos que se entregarán a La Cocina Económica.