¿Va por mí, señor Obispo de Santander?
Intereconomía (blog)
No voy a recordar aquello de tirar la piedra y esconder la mano. Porque la piedra no pasa de una chinilla y la mano no se esconde. Dice usted que “ciertas personas pintan con tonos negros el futuro de algunas comunidades religiosas en función de datos

Leer noticia completa: http://goo.gl/a0uiH