El Ayuntamiento de Valderredible en colaboración con el Gobierno de Cantabria, celebrará este sábado, 8 de julio, el ‘Día de la Arquitectura Rupestre‘, una jornada para dar a conocer y promocionar este “arte único” que posee el valle.

Con este objetivo, se ha programado una exposición, una conferencia, visitas guiadas gratuitas a los diferentes enclaves y conciertos en las iglesias de Arroyuelos y Santa María de Valverde, ha informado el Ayuntamiento en un comunicado.

La programación comenzará a las 11 horas con la inauguración de la exposición ‘Valderredible, valle del Rupestre’, compuesta por una completa cartelería que aúna textos y fotos y que se podrá contemplar en el salón de actos del Ayuntamiento en Polientes.

A las 12 horas, el doctor de la Universidad de Cantabria Enrique Gutiérrez Cuenca impartirá una charla en la Cueva Rupestre de Arroyuelos, y a continuación el dúo de cámara compuesto por Tom Fernández y María José González ofrecerán un concierto en el mismo emplazamiento, para después disfrutar todos los asistentes de un vino español.

Durante todo el día se ofrecerán visitas guiadas gratuitas a los diferentes enclaves del municipio donde se puede disfrutar de este arte milenario excavado en roca arenisca.

Para ello, los asistentes tendrán a su disposición varios guías que les mostrarán la ermita rupestre de Arroyuelos, la iglesia de la Virgen del Carmen de Cadalso, la iglesia de Santa Eulalia en Campoo de Ebro, la iglesia de Santa María de Valverde, la impresionante cueva natural El Cuevatón en San Andrés de Valdelomar y la Horacada en San Martín de Valdelolmar o los complejos rupestres de El Tobazo (Villaescusa de Ebro), Peñota (Susilla) o San Pantaleón (La Puente del Valle) y la iglesia de San Miguel en Las Presillas.

Por último, la iglesia de Santa María de Valverde, junto al Centro de Interpretación del Rupestre, acogerá el sonido mágico de Ne*nymus para despedir los actos organizados con motivo de este primer Día de la Arquitectura Rupestre.

El alcalde, Fernando Fernández, ha invitado a disfrutar de esta jornada cultural, “un día especial para mostrar al visitante nuestras pequeñas joyas arquitectónicas; sencillas y sobrias pero de incalculable valor histórico y artístico y que hacen de nuestro valle un emplazamiento único”.