Voluntarios del Programa Provoca participarán el sábado en San Vicente de la Barquera en una actividad para construir hoteles para insectos.

El objetivo de estas instalaciones para la microfauna es facilitar la polinización y controlar plagas, explican los organizadores de la iniciativa, en la que colabora la Red Cántabra de Desarrollo Rural.

En este taller, que se desarrollará en el Faro Punta de la Silla, participará una veintena de voluntarios. Con el mismo se busca mejorar medioambientalmente el entorno y acercar la sociedad a una serie de animales por los que generalmente ha sentido rechazo, y hacer comprender su importancia ecológica y social.

La iniciativa está ejecutada por la Oficina Técnica de Sostenibilidad Rural de la Red, está enmarcada dentro del programa de Educación Ambiental y Voluntariado Provoca del Gobierno de Cantabria.

El fin es mejorar el hábitat de estos insectos tan importantes, y para participar es necesaria la inscripción previa en el 942 32 12 83 y otsr@redcantabrarural.com ya que las plazas son limitadas.

Estas jornadas, de carácter familiar, finalizan con la construcción de pequeños refugios domésticos que cada voluntario se lleva a su casa con el fin de conservar y mejorar la biodiversidad cercana a su hogar.

La falta de hábitats y el abuso de plaguicidas han mermado de manera “considerable” las poblaciones de insectos a nivel mundial y Cantabria no es ajena a ello.