Santander acogerá la XXII edición de los ‘Baños de Ola‘ del 10 al 16 de julio, con una programación con más de 160 actividades y que, como novedad, no se desarrollará únicamente en la zona de Piquío sino que invadirá el resto de la ciudad en un intento por “descentralizar” esta celebración.

Así lo ha explicado este lunes, en rueda de prensa, la concejala de Turismo de Santander, Miriam Díaz, quien ha presentado este lunes el programa festivo, que contará con 40 actividades específicas a las que se suman las 123 del ‘Mercado Marinero’. Entre ellas, habrá actuaciones musicales, espectáculos de danza, concursos y talleres para niños.

En esta idea de “descentralizar” la celebración, la exposición ‘Historia de los Baños de Ola’ se situará en el Paseo Marítimo del centro de la ciudad, donde se colocarán paneles con fotografías del Centro de Documentación de la Imagen de Santander (CDIS), que muestran la llegada de la burguesía a las playas.

Además, habrá algunos “toques de atención” para que quien esté en Santander sepa que hay un evento en el Sardinero. Por ejemplo, en los autobuses municipales sus usuarios podrán encontrar ‘Olas premiadas’ con entradas dobles para los conciertos del festival Música en Grande.

Díaz ha apuntado también que la empresa organizadora de las fiestas, Teiba, ha presentado una propuesta “más abierta a la ciudad con el objetivo de que no sea una fiesta sólo dirigida a los turistas” sino también a que los santanderinos puedan conocer mejor la historia de la “época dorada” de su ciudad.

Por ello, este año se desarrollarán más acciones de comunicación y ‘street marketing’ y habrá también posibilidad de ganar premios añadiendo fotos en las redes sociales con el hashtag #banosdeola2017.

Además, los días 11 y 12, a las 18.00 horas, se realizarán visitas guiadas al Hotel Real con motivo de su centenario.