El atleta cántabro Pablo Nocito ha alcanzado sorpresivamente el tercer puesto en el Campeonato del Mundo de Culturismo, celebrado en Roma, en la categoría de talla-peso, a pesar de su condición de aficionado. 

El deportista cántabro, residente en Castro Urdiales, también ha conseguido revalidar su título de campeón de España (Mr. España) en la Copa España de la liga IBFA, celebrado en Valladolid. 

A sus 32 años, Nocito (1,78 metros y 95 kilos), explica en un comunicado que con «la actual crisis» no puede dedicarse «exclusivamente» al culturismo, que para él es un «deporte en toda regla porque implica una disciplina física y muchos sacrificios». 

«Soy un biólogo y fisioterapeuta, pero puedo decir que he ganado a profesionales siendo un aficionado. Me he pegado una paliza durante muchos meses para lograr un sueño», subraya. 

El campeón de España de culturismo relata que lo que «peor» lleva es la dieta, ya que debe comer entre «siete u ocho veces al día», algo que tiene que «compaginar con su trabajo de masajista», para al final de cada día «entrenar dos horas»

Dejar respuesta