Cantabria y Castilla y León analizan distintas vías de colaboración en materia educativa, que quieren plasmar en un convenio, y se marcan como uno de los objetivos la mejora de la educación en las localidades limítrofes de ambas comunidades.   

Así lo han hecho en una reunión celebrada este martes en Santander entre el consejero de Educación de Cantabria, Ramón Ruiz, y el de la Junta de Castilla y León, Fernando Rey.

El objeto del encuentro es plasmar en un protocolo las conversaciones anteriormente iniciadas y que servirán para la redacción de un convenio posterior, donde se recogerán distintos aspectos de colaboración mutua, según ha informado Ruiz. En este sentido, el consejero cántabro ha subrayado la necesidad de «profundizar» en los acuerdos existentes que regulan la atención del alumnado en las zonas limítrofes «para que todos tengan igualdad de condiciones, independientemente de donde vivan».

En el caso de Cantabria, este acuerdo beneficia a alumnos de localidades de Valderredible, y en la caso de Castillo y León a aquellos que habitan en los límites con Palencia.    Asimismo, el consejero de Educación cántabro ha anunciado nuevas líneas de colaboración en formación del profesorado, «poniendo en común experiencias positivas que ambas comunidades tengan en este campo», además de buscar acuerdos en la Formación Profesional, incluso se ha estudiado la posibilidad de que existan acreditaciones que puedan ser homologadas en ambas comunidades.   

Ruiz ha resumido que se trata de colaborar en «todos aquellos puntos que enriquezcan nuestros sistemas educativos».    Por su parte, el consejero castellano ha valorado «de forma positiva» el sistema educativo de Cantabria, al que ha calificado de «sólido, creíble y potente», según ha asegurado el Ejecutivo.

Dejar respuesta