El barco estadounidense ‘Comanche’, con el santanderino Pablo Arrarte a bordo, se proclamó este lunes vencedor de la prestigiosa y dura Sydney-Hobart, poniendo fin a la sequía de triunfos de su país y convirtiendo a la australiana Kristy Clark en la primera propietaria femenina en conquistar esta regata.

Clark, que navegó en el barco mientras su marido y copropietario Jim permanecía en tierra, debutaba en este evento y pese a su nacionalidad, la embarcación participó en representación del New York Yacht Club, lo que permitió que los Estados Unidos volviesen a dominar la Sydney-Hobart 17 años después.

El último ganador estadounidense había sido el ‘Sayonara’ de Larry Ellison, en la edición de 1998, recordada por la fuerte tormenta que azotó a la flota y que le costó la vida a seis tripulantes.

El ‘Comanche’ cruzó cerca de las 22.00, hora australiana, la línea de meta con un tiempo de dos días, ocho horas, 58 minutos y 30 segundos, lejos del récord de la regata, en poder desde 2012 del ‘Wild Oats XI, de un día, 18 horas, 23 minutos y 12 segundos.

El barco estadounidense ya había sido segundo en 2014 tras el ‘Wild Oats XI’, que se impuso por octava ocasión y que en esta edición sufrió una avería que le dejó sin opciones. El ‘Rambler’ y el ‘Ragamuffin 100’ pelean por completar el podio, mientras que tras ellos están el ‘Maserati’, con los canarios Oliver Herrera y Carlos Hernández a bordo, y el ‘Chinese Whisper’, con el andaluz Rafa Trujillo

Dejar respuesta