Se podrá ver en la carpa de la Plaza Porticada hasta el próximo 6 de marzo.

A través de reproducciones científicas de obras de arte y objetos de excavación, de audiovisuales, de maquetas, de fotografías e ilustraciones, se pretende trasladar al visitante al mundo antiguo, mostrarle cómo era la vida cotidiana en los poblados ibéricos, las relaciones con los colonizadores, la importancia de la agricultura, la alfarería, la metalurgia y el comercio.

La muestra ya pudo verse el pasado año en Sevilla.

Dejar respuesta