Liberbank ha vendido una cartera de activos fallidos valorada en  663 millones de euros, según informó la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La entidad cántabra presidida por Manuel Menéndez señaló que la operación tendrá un impacto positivo superior a 23 millones de euros en su cuenta de resultados.

La cartera ha sido vendida a los fondos Perry Capital y Savia Asset Management, sociedad perteneciente a JB Capital Markets.

La cartera comprende activos correspondientes a préstamos corporativos a particulares y a medianas empresas, que incluye también contratos de su filial Banco de Castilla-La Mancha, entre los que se encuentran operaciones cubiertas por el Esquema de Protección de Activos (EPA).

En el último trimestre del año pasado la entidad inició el proceso competitivo, en el que participaron 25 entidades especializadas nacionales e internacionales.

Dejar respuesta