El pasado 8 de marzo se reunió la Comisión de Seguimiento del programa de Desarrollo Rural, Patrimonio y Territorio de la Fundación Botín, una iniciativa que periódicamente congrega a los Consejeros del Gobierno de Cantabria, los alcaldes del Valle del Nansa y Peñarrubia (zona en la que se implanta el Programa), así como a los responsables del programa de la Fundación.

Este encuentro ha servido para seguir la evolución de la iniciativa y conjugar acciones, siendo el objetivo del Programa lograr un modelo de intervención transversal, basado en la inteligencia del territorio y en la potenciación de sus recursos paisajísticos, naturales, culturales y económicos, para generar riqueza y mejorar sus condiciones de vida.

En este sentido, la reunión ha abordado tres puntos fundamentales: el proyecto ganadero, el curso de emprendedores rurales Nansaemprende y la promoción turística a través del al Año Santo Lebaniego y las III Jornadas Europeas de Patrimonio.

El proyecto de extensión ganadera, dirigido por el profesor Ruiz Mantecón del CSIC de León e iniciado en el año 2010, trabaja la propuesta de un nuevo manejo del ganado, en régimen de ganadería extensiva, el cebo de los terneros a base de lactancia natural, un alto porcentaje de pastos naturales y un suplemento de concentrados en determinados momentos, para lograr una carne de calidad garantizada. El proceso incluye su sacrificio en determinadas condiciones y la venta de la carne a un precio fijo anual y a través de un acuerdo con la Sociedad Semark AC Group, que adquiere la totalidad de la producción para comercializarla a través de su cadena de Supermercados LUPA.

Para la gestión futura del proyecto, y siempre con el apoyo de la Fundación, se ha creado una Asociación de Ganaderos y se trabaja ya en su extensión del Programa a otros territorios.

El nuevo formato del curso de emprendedores rurales Nansaemprende fue otro de los temas abordados en este encuentro, una iniciativa que la Fundación Botín desarrolla bajo la dirección de la consultora Rurápolis, en colaboración con la Cámara de Comercio de Cantabria, el grupo de empresas PITME y otras instituciones. Desde el año 2011 han participado en estos cursos 171 nuevos emprendedores con 134 proyectos. De ellos, 68 presentaron su Plan de Negocio y en la actualidad hay 32 nuevas empresas en funcionamiento y 14 más pendientes de tramitación para su puesta en marcha. Ello ha supuesto la creación de 73 puestos de trabajo y una facturación aproximada de 1.500.000 Euros.

Además de mantener su apuesta por la formación, la Fundación decidió en 2015 ampliar su apoyo a los emprendedores de uno a dos años, pudiendo así acompañarlos y asesorarlos también durante la puesta en marcha de sus proyectos empresariales. Como modalidad de premio, en la quinta edición se repartieron ayudas a modo de Capital Semilla dotadas con 5.000€ cada una, así como un Programa de Apoyo a los Emprendedores durante el primer año de vida de sus proyectos, tiempo durante el cual suelen encontrarse con más problemas y trabas administrativas, y acompañarlos así más allá de la fase previa de redacción del plan de negocio. En esta última edición la Fundación Botín ha invertido 200.000 Euros, y actualmente estudia la extensión del Programa a otros territorios.

Por último, se trató el tema del turismo y la contribución al Año Santo Lebaniego, ya que parte del camino de peregrinación a Santo Toribio de Liébana discurre por el Valle del Nansa y Peñarrubia, y cuenta en la aldea de Lafuente (Lamasón) -rehabilitada por la Fundación- con uno de sus puntos paradigmáticos. Asimismo, también se habló de la organización de las III Jornadas Europeas de Patrimonio, que se desarrollarán el próximo mes de septiembre y que, dado el éxito que tuvieron las dos primeras ediciones, se estudia ya la ampliación a otros territorios de Cantabria.

Dejar respuesta