Se trata de una propuesta para continuar el carril bici desde La Marga hasta la zona de Nueva Montaña, sin necesidad de atravesar los terrenos portuarios, con la idea de que en el futuro pueda ampliarse y conectar con el municipio de Camargo.

Una vez conocidas las dificultades para autorizar la ejecución de un carril bici que atravesara los terrenos portuarios, el Ayuntamiento de Santander y el Gobierno de Cantabria están trabajando conjuntamente para hacer llegar esta infraestructura hasta el límite de la ciudad con el municipio de Camargo, en el barrio de Nueva Montaña; de tal manera que, desde allí, pueda continuarse y formar parte del carril bici regional que prevé el Gobierno de Cantabria dentro de su Plan de Movilidad Ciclista.

El carril bici podría llegar desde La Marga hasta la zona del Corte Inglés o incluso prolongarse hasta el Sector 4 del Primero de Mayo, cruzando por el puente sobre el ferrocarril, para dar servicio a esta zona de crecimiento de la ciudad.

También se anuncia la próxima licitación del carril bici entre la Estación Marítima y Varadero, cuyas obras saldrán a concurso por un presupuesto de 384.555 euros y un plazo de ejecución de 4 meses.

Este proyecto enlazará con el futuro carril bici a su paso por el Centro Botín y el previsto dentro del proyecto del Paseo Marítimo de Castilla-Hermida, a través del muelle.

De esta manera, se completará un carril bici entre la entrada a la ciudad por el sur, en el entorno de La Marga, hasta la zona del Sardinero y la Universidad, de manera que la bicicleta siga ganando espacio en Santander y continúe extendiéndose como medio de transporte habitual entre los santanderinos.

Con este nuevo carril bici y el que discurrirá junto al Paseo Marítimo de Castilla-Hermida, Santander alcanzará los 20 kilómetros de carril bici y completará un trazado que hará posible recorrer la ciudad en bicicleta, desde su entrada por La Marga hasta otro de los accesos al municipio, en la zona de La Albericia, además de recorridos alternativos que permiten llegar hasta el Faro o el parque de Las Llamas.

Dejar respuesta