La Fundación Botín proyectará este miércoles 11 de mayo, a las 20:00 horas, la película Eroica de Andrzej Munk, como parte del siclo de cine ‘Primera luz: la nueva ola polaca, 1956-1965’. La entrada será gratuita hasta completar el aforo.

Filmada en 1958, la segunda proyección de este ciclo tiene una duración de 83 minutos, y en ella se narran dos historias relacionadas con la II Guerra Mundial, que plantean el concepto polaco de heroísmo y reflexionan sobre papel que desempeñan los héroes.

En 1959 Eroica se hizo con el Premio de la Crítica Internacional en el Festival de Cine Mar del Plata. La primera parte de la cinta, de tono amargo y tragicómico, retrata a un vividor que es reclutado por el ejército polaco en la víspera del levantamiento de Varsovia. Con el único objetivo de mantenerse con vida, termina convirtiéndose en un héroe y encontrando una razón para luchar. La segunda historia, de toques surrealistas, narra los intentos de fuga de un soldado polaco de un campo de prisioneros alemán. La historia sobre su huida convierte al oficial Zawistowski en un héroe y en fuente de inspiración y energía para el resto de prisioneros. Sin embargo, la realidad es bien distinta.

Richard Peña, director emérito del New York Film Festival y profesor de Film Studies en la Universidad de Columbia, junto con el Instituto Adam Mickiewicz (Varsovia), es el coordinador de este ciclo de cine dedicado a la brillante generación de cineastas polacos cuyo trabajo destacó tras el fallecimiento de Stalin en 1953. Directores como Andrzej Wajda, Roman Polanski, Jerzy Skolimowski o el propio Andrzej Munk entre otros, ansiosos por contar de la manera más honesta posible la realidad y la historia de su país, dieron origen a la Nueva ola polaca; un movimiento complementario a otras corrientes similares surgidas en el resto del mundo y que contribuyó a consolidar el cine polaco como uno de los más interesantes y progresistas de su época.

Dejar respuesta