Cantabria batió el año pasado su récord histórico de donantes de órganos, con un total de 43, tres más que los 40 registrados en 2011. La cifra supone una tasa de 73,5 donantes por millón de población, que duplica el índice de la media nacional (39,5 donantes por millón, y que es el mejor resultado obtenido hasta ahora por el país) y que sitúa a la región en segunda posición, por detrás únicamente de La Rioja.

A lo largo de 2015 se realizaron en el Hospital Valdecilla de Santander -el único de la Comunidad con actividad trasplantadora- un total de 157 trasplantes de órganos, 25 más que el ejercicio precedente, lo que supone un incremento del 19%.   

La mayoría fueron de riñón (55) y de pulmón (48). De hecho, es el segundo hospital del país con mayor número de trasplantes pulmonares, tras el Vall de Hebrón de Barcelona. De corazón se realizaron 21, seis menos, descenso que coloca a Valdecilla en el quinto puesto del ranking nacional, aunque la actividad en Cantabria es muy superior a la de comunidades vecinas.  

Casi la mitad de los trasplantes se hicieron a pacientes de otras comunidades autónomas, y también se realizó uno a un hombre de Estados Unidos en situación de ‘alarma 0’, es decir, que estaba a punto de fallecer. Así, dada la urgencia vital, estos enfermos deben recibir el primer órgano que sea compatible con ellos.

En concreto, este paciente se encontraba en San Sebastián cuando sufrió un infarto masivo y fue derivado a Valdecilla, al ser centro de referencia para esta dolencia.   

La consejera de Sanidad, María Luisa Real, ha presentado este martes en rueda de prensa los datos relacionados con donaciones de órganos y actividad trasplantadora de 2015, en una rueda de prensa en la que ha estado acompañada por el coordinador de trasplantes de Cantabria, Eduardo Miñambres, y la directora médica de Valdecilla, María Ángeles Villanueva.

Dejar respuesta