Liberbank ha decidido aplicar el nuevo modelo de oficinas y del plan comercial al conjunto de la red urbana. En una primera fase la entidad transformará 153 oficinas urbanas al nuevo modelo, localizadas en las principales capitales de las zonas de referencia: Albacete, Cáceres, Don Benito (Badajoz), Gijón, Oviedo y Santander.

Entre los nuevos equipamientos de gestión comercial, destaca principalmente Liberfácil, un equipamiento con agente bancario remoto que permite realizar las gestiones bancarias a través de una asistencia personal a distancia, combinando la relación tradicional de la oficina con las nuevas tecnologías.

En la primera fase del plan comercial se instalarán 83 Liberfácil y posteriormente alcanzará las 180 unidades. El objetivo es adecuar las oficinas y la atención, con nuevos equipamientos tecnológicos y el nuevo concepto de diseño de los espacios, a la mejora del servicio al cliente.

Entre la prueba piloto y la primera fase se realizará la transformación de 210 oficinas, la mitad de red de sucursales urbanas, y en tres fases posteriores, hasta mediados de 2017, se abordará la conversión del resto de la red de oficinas urbanas en los territorios de origen del banco (Asturias, Cantabria, Castilla-La Mancha y Extremadura).

La nueva estrategia comercial de Liberbank se articula además en la transformación de la red de oficinas rurales, de las que en una primera fase, 149 sucursales se prevén transformar en agentes financieros y por lo tanto formar una red franquiciada.

El plan comercial de Liberbank configura un nuevo modelo de oficinas, adaptando y transformando las sucursales tradicionales a cuatro diferentes tipos de oficinas en función del tipo de los clientes y de las pautas de comportamiento en cada zona.

Uno de los tipos de oficinas de Liberbank será el de las emblemáticas o flagship, que será una oficina de representación dotada de todos los servicios. También dispondrá de oficinas urbanas, similar a la emblemática, pero de menor tamaño, y de oficinas urbanas ligeras sin caja. Por último, contará con oficinas de autoservicio, un centro funcional de altas prestaciones para la realización de operaciones a través de equipos de autoservicio.

En la primera fase del plan comercial, del total de 153 oficinas que se transformarán, se convertirán en oficinas emblemáticas cinco (ubicadas en Albacete, Cáceres, Gijón, Oviedo y Santander), otras 48 serán oficinas urbanas, 19 serán ligeras sin caja, 38 serán autoservicio y otras 43 se integrarán en otras oficinas.

La entidad prevé finalizar la primera fase en el último trimestre de este año, de tal forma que cuando concluya se habrá transformado la mitad de la red de oficinas urbanas de Liberbank, que quedará compuesta por ocho oficinas emblemáticas, 68 urbanas, 24 ligeras, 48 autoservicios y 62 oficinas integradas en otras de mayor tamaño.

Dejar respuesta