El poeta castreño Lorenzo Oliván, galardonado este jueves con el I Premio de las Letras ‘Ciudad de Santander’, ha reivindicado la poesía como una «forma de mirar» en la vida que conduce a una «aventura de conocimiento».   

Así lo ha afirmado tras recibir el galardón que le acredita como primer poseedor de este premio que por primera vez entrega el Ayuntamiento de Santander y al que se pretende dar continuidad.   

En su intervención, Oliván ha hecho suyas las palabras del poeta Antonio Gamoneda, en las que defiende a la poesía como algo que es «mucho más que un género literario, y ha opinado que se trata de una forma de «ser en esta vida» frente a las «apariencias» y el «estar» en el que, a su juicio, está la sociedad «instalada».    

Oliván, que reside en Santander, ha deseado que la «aventura de conocimiento» en la que, según ha señalado, le instala «esa búsqueda del ser y ese ahondamiento de la mirada» que para él es la poesía, «le acompañe toda la vida».

 El premiado ha recibido de manos del secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle, este I Premio de las Letras ‘Ciudad de Santander’, un galardón que, según ha asegurado, «le toca la fibra sensible» por venir de su tierra.  

Oliván ha dedicado parte de su intervención a agradecer el apoyo de su familia y la labor de colegas que le han hecho que poemarios como ‘Nocturno casi’, por el que ha sido distinguido con el Premio Nacional de la Crítica, haya sido «mejor» de lo que inicialmente proponía.  

 Precisamente, ha descrito ‘Nocturno Casi’ como un libro que combina «la tensión entre la luz y la oscuridad», una obra que, según ha explicado, está dedicada a sus padres.

Dejar respuesta