La Fundación Botín da comienzo este martes 18 de febrero al concurso NansaEmprende de iniciativas empresariales, dotado con 36.000 euros en premios, cuyo plazo de inscripción estará abierto hasta el próximo 11 de marzo. 

Esta iniciativa de la Fundación Botín ha permitido hasta el momento la formación de 105 emprendedores y el funcionamiento de 21 proyectos empresariales.

NansaEmprende es una apuesta de la Fundación Botín para promover y desarrollar el tejido empresarial en el medio rural, mediante la identificación y organización de proyectos de negocio viables, en las Comarcas del Nansa, Saja y Liébana. El concurso se inició en el año 2011, para potenciar la actividad económica en el Valle del Nansa y Peñarrubia, ámbito de actuación del Programa de Desarrollo Rural, Patrimonio y Territorio de la Fundación.

El proyecto se apoya en dos líneas de acción fundamentales: la formación empresarial y el apoyo a los emprendedores que han puesto en marcha nuevas empresas en estos territorios.

La formación consiste en cien horas lectivas, teóricas y prácticas, que se imparten en la Casa Rectoral de Puente Pumar, sede de la Fundacion Botín en el Valle del Nansa. Durante este tiempo, los participantes reciben formación en materia de creatividad, estrategia, análisis de viabilidad, modelos de negocio y desarrollo de planes de empresa o habilidades de comunicación.

Esta formación es impartida por profesionales de dilatada experiencia como Jesús Barros, Cristina Cano, así como personal de Nexian Training y Netkia, empresas pertenecientes al Grupo de empresas cántabro Corporación ITM. Además de contar con la colaboración de la Cámara de Comercio de Cantabria y de la consultora Rurápolis.

La inscripción es gratuita y solo se exige, para ser admitido a este ciclo de formación, la presentación de una iniciativa de negocio, cuyo plan se irá elaborando progresivamente al hilo de las clases teóricas y prácticas. El resultado final seráun plan de empresa para llevar a cabo cada proyecto.

Los promotores/alumnos han de presentar y defender sus proyectos ante un Comité de Evaluación, que atribuye tres premios de 18.000, 12.000, y 6.000 euros, respectivamente, a los tres mejores planes, según expresa la Fundación. Estos premios se hacen efectivos a medida en que se ejecutan los planes premiados.

Destaca el elevado índice de asistencia de los alumnos a las sesiones formativas y el alto grado de satisfacción de sus habitantes, en las tres ediciones anteriores, así como el incremento notable de proyectos presentados por mujeres, colectivo esencial para asentar la población y promover desarrollo en el medio rural.

En total han seguido estos cursos o ciclos de formación 105 emprendedores, con 85 proyectos presentados. Fruto de su esfuerzo, 44 de estos proyectos finalizaron el ciclo con un plan de empresa consolidado.  Y, actualmente, 21 están en funcionamiento, mientras 6 otras empresas realizan los diferentes trámites para iniciar su funcionamiento.

En sus dos primeras ediciones -2011 y 2012- Nansaemprende estuvo circunscrito al territorio del Valle del Nansa y Peñarrubia. En la pasada edición se abrió a los territorios del Saja y de Liébana, ofreciendo la posibilidad de participar a los emprendedores de estas comarcas y favoreciendo así la creación de una Red de Emprendedores, con un elevado potencial, que aspira a impulsar el tejido empresarial de estos Valles en una perspectiva de futuro.

Asimismo, la iniciativa Nansaemprende de la Fundación Botín dispone también de otra línea de actuación, el Programa Integral de Apoyo a Emprendedores, que consiste en un plan de tutela personalizada a cargo de la Consultora Rurápolis (formación, seguimiento y asesoría  a todos los participantes en las anteriores ediciones de Nansaemprende), y que busca además crear una Comunidad Emprendedora en las zonas de su actuación.  

La Fundación Botín, dirigida por Iñigo Sáenz de Miera, es la primera fundación privada de España por volumen de inversión y por el impacto social de sus programas. Esta organización se dedica desde 1964 a contribuir con el desarrollo de la sociedad en ámbitos como el cultural, económico y social.La  Fundación promueve las artes plásticas, el desarrollo ruralprogramas de becas, actividades en el área de las ciencias y otras áreas que desde la Fundación ponen valor al talento de profesionales españoles.

En este sentido, el pasado lunes día 17 de febrero se celebró en la sede de la Fundacion Botin el concierto del cuarteto de cuerda Shumann, una joven agrupación formada en 2007, que ofreció piezas de Franz Shubert (1979-1828), Dmitri Schostakovich (1906-1975) y Ludwing van Beethoven (1770-1827).

Dejar respuesta