El artista Javier Arce regresa a la Galería Siboney de Santander con la muestra ‘Engaña’, en la que reflexiona sobre el fantasma en que se convirtió el túnel de la Engaña, situado en el municipio cántabro de Vega de Pas.   

Con esta instalación que conjuga dibujo y escultura, que se podrá ver en la galería santanderina hasta el 22 de febrero, Arce reflexiona sobre esta infraestructura, llamada a unir por tren Cantabria con el Mediterráneo, abandonada cerca de su conclusión y cuya obra se prolongó durante 17 años, en lugar de los 52 meses previstos inicialmente.   

La instalación se compone de una serie de dibujos y de una escultura instalada en el suelo de la galería. El proyecto alude tanto a la historia y memoria del lugar como el paisaje y las gentes del lugar.   

«Parto de imágenes encontradas principalmente en documentos digitales y fotografías tomadas por mí o amigos con los que he compartido paseos por la zona de los Valles de la Vega de Pas en donde se encuentra el túnel, pero también por zonas más cercanas a la costa como el túnel de Obregón o Guarnizo«, ha indicado Arce.   

Las imágenes elegidas son portadoras «de un potencial simbólico, de la fuerza de abrir para nosotros un mundo de esperanzas, de creencias, un horizonte de ideas muy generales y abstracto al que nos enfrentamos movilizando, sobre todo, nuestro deseo –acaso nuestro deseo de ser–» .

El artista ha incidido en la escultura situada en el plano del suelo de la galería. «Este suelo es el suelo encontrado en los diferentes túneles en el entorno de La Engaña (recordar que hay 5, siendo el más largo el de la Engaña con casi 7000 metros de longitud)». «Son bloques de hormigón de muy mala calidad en los que se aprecia por el desgaste de la erosión el encontrado de hierro», ha apuntado.

Dejar respuesta