El Palacio de Festivales acoge la próxima semana el recital Chopin‘ Chopin, «un proyecto único, una verdadera fusión musical, sorprendente y muy personal» de los pianistas Judith Jáuregui y Pepe Rivero, con sus dos pianos enfrentados en el escenario, escuchándose y dándose el relevo, acompañados por un contrabajo, Toño Miguel, y una batería, Georvis Pico.

Dos orígenes, el español y el cubano, el europeo y el latino, inspirados el uno en el otro, con una predominante influencia de los antecesores clásicos europeos en la música popular latina.

Dos estilos en un solo espectáculo, clásico y jazz-latino, comenzando por la versión original chopiniana de una selección de estudios, valses, preludios y una balada en manos de Jáuregui (San Sebastián, 1985) que tendrán una réplica directa e improvisada por el cubano Pepe Rivero, demostrando la inmensa conexión que hay entre ambas visiones de la misma partitura.

El recital será el viernes, 24 de marzo, a las 20.30 horas en la Sala Argenta del Palacio de Festivales.

Dejar respuesta