La nueva programación del Palacio de Festivales de Cantabria, que incluye un total de 26 espectáculos, estará marcada por la calidad, la diversidad y apertura a nuevas propuestas y públicos, gracias en parte a un nuevo ciclo, ‘El Palacio Canalla’, que ofrecerá música de pubs, jazz o celta, y montajes como ‘El cabaret de los hombres perdidos’ o ‘Venere’, de la compañía de Daniel Abreu, Premio Nacional de Danza 2014.

La actriz Concha Velasco, que protagonizará ‘Reina Juana’ dirigida por Gerardo Vera; el cantante Sergio Dalma, que presentará su nuevo disco; y la mezzosoprano checa Magdalena Kozená son otros de los protagonistas de la nueva temporada del Palacio.   

Arrancará el 25 de febrero, con la danza de Lindsay Kemp, que pondrá en escena su último trabajo ‘Kemps Dance: invenciones y reencarnaciones’, y se desarrollará hasta el 11 de junio, con la obra ‘Pánico’. De los espectáculos previstos destaca la revisión del musical ‘Mamma Mía!!!’, con las canciones de ABBA y la interpretación de la artista catalana Nina.   

La programación también contempla la representación de las obras ‘La piedra oscura’, de Alberto Conejero, ‘El pequeño poni’, sobre acoso infantil, con María Adánez  o ‘César y Cleopatra’, con Ángela Molina y Emilio Gutiérrez Caba, así como el humor de Dani Mateo, y contribuirá igualmente a reforzar la presencia de creadores cántabros, con la actuación, por ejemplo, de la Joven Orquesta Sinfónica de Cantabria (Joscan).   

Además, los precios de los espectáculos se mantendrán «ajustados», y oscilarán de 5 a 30 euros, según ha destacado este miércoles el consejero de Educación, Cultura y Deporte, Ramón Ruiz,  que ha informado que se está estudiando la posibilidad de desarrollar actividades paralelas en abril para celebrar el 25 aniversario del Palacio de Festivales..   

Para Ruiz, la variedad de los espectáculos que conforman esta temporada «intenta abarcar todas las sensibilidades y gustos». En lo que se refiere a la «apuesta» por la apertura, el consejero ha señalado «la diversidad» de los  mismos, ya que van desde los más populares como el musical Mamma Mía, a miradas más elaboradas como la música de Claudio Monteverdi; desde los clásicos como Mozart o el ballet Coppelia, a los lenguajes vanguardistas de Daniel Abreu; desde los grandes formatos sinfónicos como el programa ‘En torno a la guitarra’, a la propuesta intimista y próxima de ‘La piedra oscura’.

Dejar respuesta