El teleférico de Fuente Dé volverá a estar operativo a principios de diciembre, hacia el ‘puente’ de la Constitución (martes día 6) y la Inmaculada (jueves 8), tras la parada del servicio con motivo de la inspección anual habitual, que se ha adelantado, y, también, debido a una supervisión especial de la infraestructura de cara a la celebración del Año Jubilar Lebaniego, que se conmemora en 2017.

Fuentes de Cantur, la empresa pública que gestiona este recurso turístico, han indicado que el «objetivo» es reabrir el teleférico para el ‘puente’ de primeros del mes próximo, y han asegurado que la parada -que se acordó a finales de octubre- no se debe a «ninguna anomalía».

La razón de la interrupción del servicio es la inspección habitual que se acomete cada año y posibles reparaciones que haya que efectuar, y que esta vez se ha adelantado para evitar realizarla cuando haya nieve, pues también se va a llevar a cabo en la estación superior, en la zona del ‘mirador del cable’.

Además, este 2016 se está realizando también, durante esta parada, que no suele ser «tan larga» una inspección especial, por la próxima celebración del Año Santo lebaniego, que comenzará el 16 de abril con la apertura del perdón del monasterio de Santo Toribio.

Debido a esta efeméride, es espera un incremento del número de turistas a la comarca lebaniega, de ahí que se haya adelantado la inspección habitual y la especial, para que la parada del teleférico no coincida ni con el mal tiempo ni con la llegada de los primeros peregrinos a la región.

El pasado verano, el Teleférico de Fuente Dé cumplió su 50 aniversario, y para conmemorarlo, se organizó una exposición fotográfica compuesta por medio centenar imágenes, y el Ayuntamiento de Camaleño nombró ‘Hijo Adoptivo’ a José Antonio Odriozola, ingeniero y montañero precursor del teleférico a comienzos de los años 60.

Dejar respuesta