Caja Cantabria ha aprobado su paso a Fundación Bancaria en la asamblea general extraordinaria celebrada el pasado 20 de septiembre.

La nueva fundación contará con un patrimonio valorado en 159 millones de euros, pero que será «variable», ya que dependerá de la cotización de las acciones de Liberbank, el banco en el que se integró la antigua caja de ahorros.

Además, en la reunión se ha dado luz verde al primer patronato de la Fundación, que estará compuesto por 13 miembros, entre los que figura el actual presidente de Caja Cantabria, Eduardo Zúñiga, quien ha informado, en rueda de prensa, de que la primera reunión del nuevo órgano de gobierno -que se podría celebrar en el plazo aproximado de un mes- nombrará al presidente entre esas trece personas. También se designará al secretario, que puede ser o no del Patronato, y al director general, que será ajeno.

El Patronato ha sido aprobado «casi» por unanimidad, ya que ha contado con el respaldo de 37 de los 39 consejeros que han asistido a la asamblea –de un total de 50–, mientras que ha habido un voto en contra y una abstención.

Asimismo, en la asamblea general extraordinaria del pasado sábado, se acordó la dotación fundacional de la Fundación Bancaria Caja de Ahorros de Santander y Cantabria, el nombre adoptado por la entidad, que estará constituida por el edificio del Teatro Casyc de la calle Tantín, en Santander. El inmueble ha sido valorado en 300.0000 euros, si bien el valor de mercado estaría próximo a los 5 millones de euros.

Dejar respuesta