Liberbank ha registrado un beneficio neto atribuido de 48 millones de euros en 2013, tras haber realizado saneamientos por 465 millones de euros, según ha informado la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Las ganancias de la entidad fruto de la fusión entre Cajastur, Caja Extremadura y Caja Cantabria contrastan con los 1.834 millones de pérdidas registradas por el banco en 2012.

En concreto, de los 465 millones de saneamientos, Liberbank destinó 424 millones de euros a saneamientos de créditos y el resto, 41 millones, a saneamientos de la cartera de valores.

La tasa de mora se situó en el 10,4% (excluidos los activos EPA), manteniéndose más de dos puntos por debajo de la media del sector y habiendo iniciado una desaceleración de las entradas en mora recurrentes en el último trimestre del año.

El grupo incrementó en 2013 su capital principal en 822 millones, un 86% más, hasta situarse en 1.776 millones, elevando la ratio de capital principal hasta el 10,4%.

El margen de intereses alcanzó los 415 millones de euros, con una reducción del 22% respecto al año anterior, si bien en el último trimestre del año se registró un crecimiento intertrimestral del 5%, debido a la mejora del coste del pasivo y al agotamiento del factor negativo del descenso de tipos de interés.

El margen bruto, por su parte, se situó en 881 millones de euros, un 1,9% mayor que el año anterior, a lo que contribuyeron las comisiones netas de 215 millones de euros, y los resultados por operaciones financieras, que ascendieron a 247 millones de euros.

Dejar respuesta