Óscar Fernández-Capetillo y Marcos Malumbres han  entrado a formar parte de la European Molecular Biology Organization (EMBO).

El nombramiento se produce «en reconocimiento de su contribución a la excelencia científica» y «es un tributo a su investigación y logros», señala la EMBO en un comunicado. «Sirviendo a los principios de excelencia e integridad mediante sus opiniones y acciones, realizan contribuciones de un valor incalculable a la ciencia y la sociedad», ha declarado Maria Leptin, directora de la EMBO.

De los 58 nuevos miembros, 50 residen en 13 países europeos y cuatro son españoles. Estos dos investigadores se unen así a sus colegas del CNIO Maria A. Blasco, Manuel Serrano, Mariano Barbacid, Alfonso Valencia y Erwin F. Wagner, que ya forman parte de la institución europea.

Esta no es la primera vez que Fernández-Capetillo, investigador de la Fundación Botín, entra a formar parte de la EMBO. Lo hizo ya en 2008 pero como investigador joven. La distinción obtenida ahora se suma a su membresía en la EPIGENOME Network of Excellence y galardones como el Eppendorf Award for Young Investigators o el Swiss Bridge Award.

Actualmente, lidera el Grupo de Inestabilidad Genómica del CNIO que estudia cómo el daño en el ADN afecta a procesos como el cáncer o el envejecimiento. En concreto, el grupo se centra en el daño que se produce cuando las células hacen una copia de su ADN; el llamado estrés replicativo.

Sus investigaciones han demostrado que las células tumorales con elevados niveles de estrés replicativo son muy dependientes de una proteína llamada ATR. Este grupo ha diseñado inhibidores de ATR que, gracias a la colaboración con el Programa de Terapias Experimentales, están a las puertas de entrar en los primeros ensayos clínicos con pacientes a través de la farmacéutica Merck, que adquirió la licencia.

El trabajo de Marcos Malumbres se centra en un proceso tan básico como determinante en el cáncer: la división celular. A lo largo de su carrera, este investigador riojano ha contribuido al estudio y comprensión de los reguladores del ciclo celular y su implicación en la aparición y evolución de los carcinomas.

Algunos de sus hallazgos han abierto la puerta a la búsqueda de nuevos tratamientos para esta enfermedad. Entre ellos se incluye la caracterización de dos reguladores del ciclo celular (Cdk4 y Cdk6) cuya inhibición ha sido recientemente aprobada para el tratamiento del cáncer de mama metastásico. Malumbres ha propuesto también recientemente nuevas estrategias basadas en la combinación de inhibidores del ciclo celular y fármacos dirigidos contra el metabolismo de la glucosa.

Es jefe del Grupo de División Celular y Cáncer desde 2005, año en el que recibió el premio Beckman-Coulter para jóvenes investigadores. Malumbres forma parte del patronato de la Fundación Científica de la Asociación Española Contra el Cáncer y colabora activamente en diversos comités internacionales de investigación, así como en tareas de edición de artículos en las revistas científicas más prestigiosas. En 2014, fue nominado entre los 10 científicos españoles más citados internacionalmente en el área de Biomedicina.

 

Dejar respuesta