La Joven Orquesta de Cantabria (JOSCAN) celebra estos días su tradicional encuentro estival, en el que participan 95 jóvenes de entre 14 y 26 años procedentes de diferentes municipios de la región así como del resto de España.

Durante este encuentro, que comenzó el 24 de julio, los músicos alternan su estancia en el Centro de Programas Educativos de Viérnoles con un concierto en el Palacio de Festivales de Santander, que servirá como colofón a esta experiencia de innovación educativa que organiza la Consejería de Educación, Cultura y Deporte.

La consejera, Marina Lombó, ha visitado hoy este centro para saludar a los alumnos que, gracias a un programa de becas, reciben clases individuales con profesores procedentes de los mejores conservatorios y orquestas musicales del país.

En su visita, a la que ha acudido acompañada por la directora de Innovación e Inspección Educativa, Mercedes García, la consejera ha animado a los integrantes de este proyecto educativo a continuar su actividad formativa y ha alabado su esfuerzo para compatibilizar sus estudios y su formación musical.

Lombo ha hecho un llamamiento para que estos jóvenes músicos aprovechen la «transferencia de conocimientos» que se les ofrece de la mano de grandes de la música, como es el caso de José Luis Temes, y ha finalizado subrayando que este tipo de iniciativa enriquece no sólo a los alumnos, si no también al resto de la sociedad.

Bajo la dirección del maestro José Luis Temes, el programa estival de este año también pondrá en valor al compositor castreño Arturo Duo Vital, con la interpretación y grabación de una de sus obras más emblemáticas, que no dispone de registro anterior y no se interpretaba desde hace 26 años.

Temes ha puesto en valor la recuperación de esta pieza como elemento fundamental para el patrimonio musical y cultural cántabro.

Los conciertos han tenido lugar este año en Comillas, junto con la Camerata Coral de la UC, dirigida por Raúl Suárez, y distintos solistas, y en el marco de los ‘Caprichos musicales’; el próximo 3 de agosto en la Basílica de Aranzazu de Oñate (Guipúzcoa) y tendrán su broche final con el tradicional concierto en el Palacio de Festivales de Santander, el domingo 4 de agosto.

Estas actuaciones se completarán con la grabación en el Paraninfo de la UC, el 5 de agosto, de un CD que se presentará el próximo otoño y que cuenta con varias propuestas de distribución.