La Estación de Esquí y Montaña Alto Campoo cerró su temporada el pasado domingo, 11 de abril, después de 102 días de actividad y con un balance final de 71.216 reservas, frente a las 78.583 de la temporada 2019/2020, en la que hubo poca nieve y días de actividad, o las 114.362 de 2018/19.

La atípica temporada 2020-21 marcada por las restricciones para controlar la pandemia del Covid-19 se inició el 31 de diciembre y se ha caracterizado por el control de aforos y un sistema de funcionamiento «completamente diferente» al de otras campañas, señala el Gobierno de Cantabria en nota de prensa.

Alto Campoo ha funcionado durante estos tres meses y medio prácticamente solo con usuarios que tenían pase de temporada y con reserva previa de día, sistema implantado por Cantur, la empresa pública que gestiona la estación, con el objeto de organizar el número de esquiadores diarios y garantizar su seguridad sanitaria.

Con este sistema se han podido controlar los aforos de 1.000 esquiadores al día hasta el 12 de febrero y 1.500 a partir del día 13, algo más los fines de semana en función de las pistas abiertas.

El número de pases de temporada vendidos ha alcanzado los 8.041, cifra récord en Alto Campoo, que en la temporada pasada vendió 1.312 y en la de 2018/19 un total de 1.005. El elevado número de pases vendidos responde al sistema implantado y a los precios populares de 125 euros el forfait anual de adulto, un 74% menos que en la campaña del año anterior.

Dada la situación de pandemia, se ha buscado que con estos precios los usuarios pudieran rentabilizar los posibles días de esquí a los que tuvieran opción de acceder.

Solo a partir del 18 de febrero se abrió la venta del forfait diario, poniéndose a disposición de los usuarios las plazas sobrantes de las reservas de abonados. Entre el 18 de febrero y el 11 de abril se vendieron un total de 1.009 pases.

Compartir en: