La estación de montaña de Alto Campoo ha estrenado este jueves, 1 de noviembre, la temporada de esquí, con dos de sus 22 pistas abiertas y tres de los doce remontes en funcionamiento, hasta las 16.30 horas.

En concreto, se han habilitado las pistas Calgosa I y II, que suman 1,25 kilómetros esquiables a 1.650 metros de altitud, donde el termómetro marca 2 grados de temperatura, el viento -del Noroeste- está en calma y la visibilidad es máxima.

La nieve, de calidad primavera, tiene un espesor de entre 15 y 30 centímetros. Los remontes que están operativos son los telesquís Calgosa I, II y III, y tanto el circuito de fondo como el snowpark están cerrados.