La Asociación Cultural Bosques de Cantabria realizará este próximo sábado, 28 de abril, la primera de las tres salidas al campo que ha programado para esta primavera por otros tantos valles de la región.

Las rutas botánicas interpretativas, abiertas a la participación de cualquier persona interesada y que el colectivo viene desarrollando desde hace 19, arrancarán en los valles pasiegos, y abarcarán en los dos siguientes citas los de Aras e Iguña.

La primera, la del día 28, comenzará en Selaya, para recorrer desde allí el territorio pasiego, uno de los enclaves más singulares y entrañables de Cantabria, dotado de gran riqueza etnográfica. Los participantes visitarán bosques poblados por robles centenarios, cruzarán ríos y disfrutarán de las panorámicas del característico paisaje pasiego, a lo largo de 10 kilómetros de recorrido de escaso desnivel.

La segunda salida a la naturaleza se dirigirá, el domingo 20 de mayo, al Valle de Aras, uno de los más desconocidos, pero también de los más bellos de la Comunidad Autónoma. En esta ocasión, además de las vistas que ofrece este valle que se abre al mar, el protagonista natural será el denso encinar cantábrico que se desarrolla en el entorno calizo de estos montes, donde se origina un paisaje cárstico, cubierto de exuberante vegetación mediterránea.

Se trata de una ruta fácil, de unos 10 kilómetros de recorrido en su mayor parte descendente. Para finalizar la temporada, Bosques de Cantabria se dirigirá, el sábado 9 de junio, al valle de Iguña, situado en el centro de Cantabria. Allí se realizará un recorrido interpretativo, también de unos 10 Kilómetros, atravesando robledales mixtos y bosques de ribera.

Todas las salidas serán comentados por los monitores de esta asociación, expertos en la naturaleza y del patrimonio histórico, con una amplia trayectoria en estas actividades. De hecho, este programa de salidas interpretativas por la naturaleza es el más veterano de cuantos se desarrollan en Cantabria.