El Parque de la Naturaleza de Cabárceno despidió la pasada semana a ‘N’Guvu’, un gorila macho nacido hace ocho años en la instalación cántabra que ha sido trasladado al Zoo Botánico de Kazán (Rusia).

El joven ejemplar ha viajado al zoo ruso al alcanzar la madurez, dentro del programa europeo de protección y reproducción de esta especie, ha informado el Gobierno de Cantabria en nota de prensa.

Con este traslado, la instalación gestionada por Cantur, que desde hace años es referente a nivel internacional en la cría en cautividad de gorilas, cumple con las recomendaciones del coordinador del EEP (Endangered Species Program), que ha aconsejado el traslado a fin de evitar agresiones y problemas de consanguinidad.

El joven ‘N’Guvu’ se interesaba ya por las hembras del grupo, algo que empezaba a enfrentarle a su padre, ‘Nicky’, macho dominante del grupo de primates de Cabárceno.

El hijo de ‘Nicky’ y ‘Chelewa’ es un importante ejemplar desde el punto de vista genético, siendo muy valioso para evitar la consanguinidad entre la población de gorilas en cautividad en Europa.

El equipo de veterinarios y cuidadores de gorilas del parque mantiene contacto permanente con los cuidadores de Kazán, a fin de ayudarles para que la adaptación del gorila a su nuevo hogar sea lo menos traumática posible.

‘N’Guvu’ se integrará temporalmente en un conjunto de machos solteros, hasta que llegue el momento de trasladarlo a otro zoo, en el que le esperará un grupo de hembras para formar una nueva familia.

Para Cabárceno, supone un «orgullo» contribuir a la conservación de una especie tan amenazada como los gorilas de Llanura.

Compartir en: