La vicepresidenta del Gobierno, Eva Díaz Tezanos, se reunió con el director de la Fundación Española para la Conservación del Quebrantahuesos, Gerardo Báguena, para analizar el balance de resultados del programa de reintroducción y conservación de esta especie en el norte de España destacando el apoyo económico del Gobierno regional para reforzar las medidas de gestión de una de las aves más amenazadas de Europa.

En un encuentro, en el que también estuvo presente el director general del Centro de Investigación del Medio Ambiente (CIMA), Jesús García, Díaz Tezanos destacó los «altamente positivos» resultados de la campaña que llevó a cabo en 2018 la Fundación, ha incrementado su población hasta los 18 ejemplares que actualmente conviven en los Picos de Europa, según ha informado el Gobierno regional.

En este sentido, destacó la ayuda destinada por su departamento, tanto el año pasado, con 25.000 euros, como en este ejercicio, con 30.000, y que han permitido desarrollar un sistema de monitorización y seguimiento individualizado que, según ha explicado Díaz Tezanos, «supone una de las fases más importantes del programa de reintroducción de la especie en Cantabria, facilitando, además, la vigilancia permanente de todos los ejemplares».

Así, en la campaña de 2018 se llevó a cabo la suelta de siete ejemplares nacidos en el año y cedidos por el Gobierno de Aragón tras haber sido rescatados de nidadas en riesgo. El ejemplar más joven es una hembra, bautizada como Eva, que precisamente hoy cumple un año de edad y desde el verano pasado sobrevuela el extremo occidental de Cantabria.

La vicepresidenta ha puesto en valor el elevado interés ecológico del proyecto, «al querer recuperar una especie de alto valor ambiental en la cadena ecológica por sus costumbres carroñeras y devoradoras de huesos».

También ha subrayado su «fuerte» perfil social, destacando sus medidas de promoción de la ganadería en extensivo de ovino y caprino, y con ello, «de sostenimiento de las economías rurales a la vez que de mantenimiento de los pastos, por lo que revierte en el desarrollo de los territorios de montaña».

Por su parte, el director de la Fundación Española de Conservación del Quebrantahuesos, Gerardo Báguena, ha destacado que «la relación con el Gobierno de Cantabria es lo que ha permitido que este proyecto se consolide en el territorio, tengamos medios para ejecutar el proyecto con garantías y dispongamos de numerosa información generada por estos animales».

El método de investigación de la Fundación para conservar esta especie comienza, tal como ha señalado, por una fase de recuperación en la zona de los Pirineos, para luego iniciarse parcialmente su cría en el Parque Natural de Ordesa, y finalmente completarla en los Picos de Europa, mediante una técnica adaptada del proceso de cría del cóndor de California, en Estados Unidos.