El vicepresidente de Cantabria, Pablo Zuloaga, ha asistido esta semana a la inauguración del tradicional belén artesanal del Centro de Educación Especial Fernando Arce, en la Fundación Asilo de Torrelavega, y ha destacado la importancia de conservar la tradición belenística de Cantabria.

Así, ha considerado que este belén de la Fundación Asilo, confeccionado un año más por Ángel Pérez Ramos, es «cuna» de esa tradición y de la ruta belenística de la región, y lo ha considerado un «buen gesto de cómo es la Cantabria que queremos».

Zuloaga ha invitado a los torrelaveguenses y a los cántabros a visitar este belén ubicado en el salón de actos de la Fundación, y ha destacado que cada año se enriquece «un poco más» y cuenta con la participación de más jóvenes del centro, que ponen voz al relato de la historia del nacimiento de Jesús.

Además, ha insistido en que el Gobierno ha asistido hoy a respaldar una iniciativa cultural y social, pero «en realidad está aquí todos los días, apoyando a este centro para sacar adelante lo mejor de nuestra sociedad», ya que, según ha dicho, realiza un «importante esfuerzo» para apoyar la labor de la Fundación. «Estamos aquí para ayudar a los que ayudan», ha sentenciado.

En la inauguración han estado presentes también el alcalde de Torrelavega, Javier López Estrada, y varios miembros de la Corporación; así como el presidente y la vicepresidenta de la Fundación, Luis López Ormazábal y Mercedes Izárraga; el belenista Ángel Pérez; y el obispo de Santander, Manuel Sánchez Monge, que ha bendecido el belén.

Tal y como ha explicado el alcalde, el Centro Fernando Arce instala cada año dos belenes, uno tradicional y otro que representa la Cantabria de finales del siglo XVII, que a su juicio son «maravillosos» y unas «auténticas delicias culturales».

En este sentido, el belenista que los confecciona cada Navidad ha añadido que, como novedades este año, se han elaborado cuatro personajes, una romanada a caballo y un edificio nuevos para el belén tradicional, y varios animales para el belén cántabro.