El Gobierno de Cantabria publicará este jueves en un número extraordinario del BOC el decreto firmado hoy por el presidente, Miguel Angel Revilla, que levanta el estado de alarma en la comunidad autónoma y permite la movilidad con el País Vasco, así como la orden de la Consejería de Sanidad con las medidas sanitarias y de aforo que regirán en la llamada «nueva normalidad». Ambos entrarán en vigor esta medianoche.

Según ha adelantado el vicepresidente y portavoz del Gobierno, Pablo Zuloaga, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, el aforo máximo en bares, establecimientos de hostelería, comercios, centro comerciales, bibliotecas y centros culturales, será a partir de ahora del 75% en todos los municipios de Cantabria -sin distinción por población-. Sin embargo, en discotecas, pub y locales de ocio nocturno se reduce a un tercio.

La orden regula la apertura de los parques infantiles y hace alusión expresa a la prohibición de celebrar fiestas, verbenas, romerías y eventos populares hasta el 8 de julio, lo que afecta específicamente a las hogueras de San Juan.

A partir de ahí, los ayuntamientos tendrán que adaptarse a las normas genéricas de la «nueva normalidad», que por ejemplo en el caso de los conciertos y espectáculos al aire libre fijan un máximo de mil personas, sentadas, y siempre que se respete el 75% de aforo y se garanticen las medidas de seguridad tanto en el acceso como en la salida.

A partir del domingo 21 se abrirá la movilidad con todas las comunidades autónomas al decaer la última prórroga del estado de alarma declarado por el Gobierno a mediados de marzo por la epidemia de coronavirus. Zuloaga ha destacado que las normas recogidas en esta orden serán de aplicación tanto para los cántabros como para todas las personas que visiten la región.