El Gobierno de Cantabria ha lanzado el ‘pasaporte cultural’, que con un precio de 70 euros, permitirá la entrada ilimitada, durante un año, a los cinco museos, siete cuevas prehistóricas y siete centros culturales que gestiona el Ejecutivo regional, y con el que pueden entrar cinco personas.

El vicepresidente del Gobierno y consejero de Cultura, Pablo Zuloaga, presentó en Puente Viesgo este «pasaporte a la historia y el patrimonio» de la comunidad autónoma que ya se puede solicitar y anunció que este año se pone en marcha para los niños de entre 4 y 12 años el ‘pasaporte a la aventura cultural’ para hacer más accesible y divertida la cultura a través de juegos, actividades y premios para quienes encuentren las piezas más representativas de al menos cinco de estos centros.

El vicepresidente explicó que el objetivo es «abrir aún más» los espacios culturales de Cantabria, sobre todo, «a las familias para que disfruten descubriendo y redescubriendo el patrimonio de la comunidad autónoma» y puso el acento en la seguridad de estos espacios, que han incorporado «rigurosos criterios de seguridad». «La cultura es un espacio seguro».

La principal novedad del ‘pasaporte cultural’ este año es que permite la entrada, no solo a centros culturales y museos, como en años anteriores, sino también a las cuevas prehistóricas que gestiona el Gobierno de Cantabria y al Palacio y la Capilla-Panteón de Sobrellano en Comillas.

Además, el beneficiado de este carné, que mantiene el precio de 70 euros del pasado año, puede acceder a estos espacios junto a cuatro acompañantes. La tarjeta se puede solicitar ya en los centros culturales que gestiona el Gobierno de Cantabria o a través de esta web 

Aunque la entrada es ilimitada durante todo el año, es preciso hacer reserva previa debido a la situación generada por la crisis sanitaria.