El Gobierno regional apostará por potenciar el papel de Cantabria como destino a través de los planes de sostenibilidad turística y pondrá el acento en situar a la Comunidad Autónoma como ‘destino seguro’, respaldando la actividad hostelera bajo el sello de calidad ‘Turismo Responsable’, que avala el cumplimiento de las medidas recogidas en las guías higiénico-sanitarias que garantizan una reapertura segura en los establecimientos registrados en la Dirección General de Turismo.

Esta es la conclusión que se desprende de la Conferencia Sectorial celebrada este lunes por vía telemática entre las comunidades autónomas y el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, y en la que también se han aprobado los planes de sostenibilidad turística en destinos, que se desarrollan conjuntamente con las comunidades autónomas hasta 2022, y que están dotados por el Ministerio, este primer año, con 53 millones de euros.

La consejera de Turismo del Ejecutivo cántabro, Marina Lombó, ha solicitado el acceso a los datos que permitan conocer cuántos, de los 7.000 establecimientos reconocidos con el aval ‘Turismo Responsable’, se encuentran en la región, con el fin de «reforzar la confianza» de los visitantes y recuperar parte de la actividad turística durante esta época estival.

Su departamento remitirá una carta a todas las empresas turísticas cántabras registradas para informarlas sobre la posibilidad de solicitar esta acreditación y los procedimientos que han de seguir para su obtención, informa el Gobierno en un comunicado.

Estas guías fueron elaboradas por la Secretaría de Estado de Turismo en coordinación con el Ministerio de Sanidad y la participación de las Comunidades Autónomas. Se trata de un total de 21 guías que la Secretaría de Estado ha publicado con especificaciones concretas de cada subsector.

Las guías contienen indicaciones para la reducción del contagio del coronavirus a través de medidas y especificaciones de servicio, limpieza y desinfección, así como actuaciones previas a la apertura, información para empleados y planificación del trabajo o protección para el personal y recursos materiales necesarios para ello que garanticen una reapertura segura por sectores.