Las tradicionales Cabalgatas de Reyes Magos del día 5 de enero han vuelto a inundar un año más Cantabria y sus principales localidades recibieron la visita de Melchor, Gaspar y Baltasar para saludar a los niños y escuchar los regalos que habían pedido para esa noche mágica.

La cita más destacada de Cantabria fue la de Santillana del Mar, donde se representan conjuntamente el Auto Sacramental y la Cabalgata convirtiéndolo en una fiesta que reúne a miles de personas y que está declarada de Interés Turístico Nacional.

Esta representación, que se prolongó hasta la noche, está compuesta por 13 escenas en cuya representación participaron en esta 61 edición más de 500 participantes, 5 carrozas, 20 caballos, 10 ponis y 3 camellos, entre otros.

También por la afluencia de público destaca la Cabalgata de la capital, Santander, donde este año más de 1.000 personas y un total de once carrozas acompañaron a los tres Reyes Magos.

El recorrido, amenizado por espectáculos de baile y 13 pasacalles, partieron desde Gamazo y concluyeron en el Ayuntamiento.

En la segunda mayor población de la comunidad, en Torrelavega, se dió la bienvenida a los Reyes Magos con una Cabalgata con cinco carrozas, unos 400 participantes y espectáculos. Su punto de inicio fue la Avenida de la Constitución y finalizó en el Ayuntamiento.

En Camargo, sus Majestades los Reyes Magos de Oriente protagonizaron su tradicional llegada en avión al Aeropuerto Seve Ballesteros para recorrer después el centro urbano en la gran cabalgata municipal.

También otros municipios cántabros como Laredo, Bezana, Astillero, Piélagos, Noja, Argoños, Reinosa, Suances o Polanco, entre otros, han celebrado Cabalgatas y diferentes espectáculos para celebrar la llegada de Melchor, Gaspar y Baltasar.