El Gobierno de Cantabria y la Embajada del Reino de Marruecos, a través de la Oficina Nacional de Turismo de este país en Madrid, han puesto en marcha una serie de acciones conjuntas con el objetivo de potenciar el intercambio de viajeros y turistas entre ambos territorios y optimizar la conexión área directa que, desde el pasado mes de octubre, opera la compañía Ryanair entre Santander y Marrakech.

La primera acción de esta colaboración entre la Consejería de Turismo del Gobierno regional y los responsables turísticos de Marruecos se ha traducido en un viaje de familiarización realizado por turoperados, agentes de viajes y periodistas cántabros a las ciudades de Marrakech y Essaouira.

La delegación cántabra, encabezada por la directora general de Turismo, Eva Bartolomé, viajó al país marroquí del 9 al 12 de marzo para conocer los principales atractivos turísticos de ambas ciudades y poder promocionar y comercializar este destino.

Esta misma acción se llevará a cabo en sentido inverso, de modo que turoperadores, agentes de viajes y Prensa marroquíes visitarán Cantabria en la primera quincena de mayo con el mismo fin, informa el Ejecutivo autonómico en un comunicado.

Dados los «buenos» resultados de ocupación que está teniendo la conexión área entre el aeropuerto Seve Ballesteros-Santander y el aeropuerto Marrakech-Menara, la única del norte de España con esta ciudad, Bartolomé ha adelantado que la Consejería de Turismo incluirá con motivo de la citada visita la organización de un encuentro de trabajo en Cantabria (work shop) entre turoperadores y empresarios turísticos marroquíes y agencias cántabras para facilitar la comercialización de viajes y paquetes turísticos a nuestra región.

La directora general de Turismo ha destacado las «buenas relaciones y las facilidades de cooperación y trabajo que hemos encontrado con los responsables turísticos de Marruecos» y ha asegurado que «esta línea abierta de colaboración se mantendrá en el tiempo» y permitirá, según ha vaticinado, que ambos territorios «ganemos con la llegada de viajeros y turistas de uno y otro lado».

Además, Eva Bartolomé ha resaltado que la ruta aérea entre Santander y Marrakech «también permite intercambios comerciales y facilita la movilidad de la gran colonia de marroquíes que vive en el norte de España».