El gaitero Carlos Núñez cerró el viernes la edición de este año del ciclo ‘Los Conciertos de El Soplao’ con una actuación adaptada a las evocaciones que provoca la cavidad cántabra y ambientado en su paisaje subterráneo y en la que invitó a las 300 personas que agotaron el aforo a un ‘viaje’ por siglos de música.

Con las entradas agotadas, Núñez y sus músicos compaginaron sus instrumentos habituales con flautas de de hueso y percusiones prehistóricas.

El recorrido musical propuesto llevó a los asistentes a un viaje por siglos de música, desde los principios de la creación artística, pasando por las composiciones medievales y renancentistas hasta llegar al Barroco y a sus grandes éxitos de música celta y de raíz, como ‘A Irmandade das estrellas’, ‘Os amores libres’, ‘Mayo longo’ o ‘Alborada de Brasil’, según ha informado en un comunicado el Gobierno de Cantabria.

Además, Núñez buscó también la complicidad con la región acompañándose de los cántabros David López y el rabelista Esteban Bolado.

La actuación del artista cerró el ciclo de los conciertos programados este año en la cueva, que el viernes 8 contó con la actuación de Loquillo.

El Gobierno regional ha subrayado la «gran expectación» generada por ambos conciertos y ha señalado que las entradas se vendieron en apenas siete horas después de ponerse a la venta.