Carmona es oficialmente, desde este sábado, uno de los pueblos más bonitos de España, una distinción con la que entra en la asociación que agrupa a un selecto grupo de localidades de todo el país que destacan por la conservación de su Patrimonio arquitectónico y paisajístico.

El vicepresidente y consejero de Universidades, Igualdad, Cultura y Deporte, Pablo Zuloaga, y la consejera de Educación, Formación Profesional y Turismo, Marina Lombó, han asistido hoy al acto de proclamación de la localidad del municipio de Cabuérniga.

La destapada del cartel en el que el nombre de Carmona y el logotipo de la Asociación de ‘Los Pueblos Más Bonitos de España’ darán la bienvenida a los visitantes desde la entrada del pueblo ha sido el acto simbólico alrededor del que se han reunido autoridades y vecinos, con el alcalde de Cabuérniga, Nicolás Toral, como anfitrión y la participación del presidente de la asociación, Francisco Maestre.

El vicepresidente de Cantabria ha resaltado la relevancia de este reconocimiento para que Carmona reciba más visitantes, al tiempo que ha señalado el apoyo del Gobierno autonómico para que los pueblos cuenten con servicios de calidad y sus vecinos posean las mejores condiciones para residir en ellos.

Por su parte, la consejera de Turismo, Marina Lombó, ha destacado la «autenticidad» de Carmona como la principal fortaleza de esta localidad, en la que «el cuidado de las tradiciones, la preservación del Patrimonio y la conservación de sus fachadas» son signos distintivos de la misma.

La consejera ha afirmado que este pueblo es fiel representante del turismo de naturaleza y rural que ofrece Cantabria y de «las experiencias que los viajeros quieren vivir hoy en día y que encontrarán en nuestra región».