El Gobierno de Cantabria, a través de la Vicepresidencia y Consejería de Universidades, Igualdad, Cultura y Deporte, ha iniciado esta semana las obras de reparación de humedades en el interior del Castillo del Rey, edificio declarado Bien de Interés Cultural y uno de los monumentos más representativos del patrimonio del municipio de San Vicente de la Barquera.

Esta actuación se prolongará entre tres y cuatro semanas, supeditando su duración a la dificultad de limpieza de la zona de muro de cerramiento interior, ha informado el vicepresidente regional y consejero de Universidades, Igualdad, Cultura, y Deporte, Pablo Zuloaga, durante una visita a este edificio realizada el pasado jueves.

Los trabajos se desarrollarán en el interior de la sala de exposiciones e incluyen la reparación de la bóveda superior y de las humedades localizadas en el muro perimetral y las obras continuarán con la reparación de la cubierta superior y las gárgolas de evacuación.

El también consejero de Universidades, Igualdad, Cultura y Deporte ha recordado que en este edificio ya se han llevado a cabo otras actuaciones ya finalizadas, como la estabilización y tratamiento de la pared rocosa ubicada en la zona sur y sobre un paso peatonal y de vehículos.

Esta inversión del Gobierno regional, que supera los 50.000 euros, se verá completada con otras acciones que efectuará el Ayuntamiento de San Vicente para mejorar la iluminación y el espacio expositivo.

«Con estas actuaciones volvemos a poner de manifiesto el compromiso del Gobierno de Cantabria y de la Consejería de Cultura con la conservación de su patrimonio y de sus recursos», ha resaltado Zuloaga.

Junto a las iniciativas acometidas en el municipio, entre las que ha citado, las inversiones en el campo de fútbol además de las realizadas en el Castillo del Rey, ha avanzado que se comenzará a trabajar en el impulso del plan director del templo de San Vicente de la Barquera o del Centro de Interpretación del Parque Natural de Oyambre, «trabajos que tiene pendientes» el Gobierno de Cantabria y que «poco a poco» se irán materializando.

Compartir en: