Las mascotas son un miembro más dentro de la familia. Por ello, es importante velar por su salud y seguridad dentro y fuera de su entorno. De hecho, desde el Colegio Veterinario de Alicante han alertado que las principales intoxicaciones de los animales domésticos ocurren en el hogar. Por ello, han publicado una lista de recomendaciones a seguir para el cuidado de la mascota.

El consumo de alimentos prohibidos es una de las principales causas de la intoxicación del animal. Según informaron al portal Animal´s Health, el chocolate, los frutos secos, la cebolla, la patata (sobre todo cruda), el ajo, las uvas y pasas, el aguacate, las carnes saladas (jamón) y las bebidas alcohólicas pueden perjudicar al animal.

El uso de fármacos sin prescripción de un experto es otra de las causas de intoxicación en casa. Muchas veces, los dueños de las mascotas los medican con ibuprofeno, paracetamol o aspirina si los notan desanimados o con dolor. Decisión que, según han informado los veterinarios, “puede provocar consecuencias fatales en las mascotas, ya que muchos de estos resultan tóxicos o deben administrarse en dosis muy controladas”. En este sentido, antes de administrar ningún medicamento lo recomendable es acudir a un especialista, ya sea mediante un seguro de mascota o mediante un veterinario particular.

Los insecticidas, rodenticidas y herbicidas que suelen utilizarse para el mantenimiento de la vegetación también afectan a los animales domésticos. Lo mismo ocurre con algunos tipos de plantas. En este sentido, el Colegio Veterinario de Alicante explica que los dueños de las mascotas deben poner fuera de su alcance aquellas que les genere peligro.

En caso de que el animal tenga una intoxicación, se recomienda llamar urgentemente a un centro especializado. Una solución que será mucho más sencilla si se tiene un equipo de asesores personales. De ahí que se recomiende contar con un seguro de mascotas que, entre sus servicios, incluya asistencia veterinaria telefónica 24 horas, gastos veterinarios por accidente y asistencia veterinaria por enfermedad.

Los síntomas de la intoxicación dependerán del tipo de tóxico que entre en contacto con el animal. Los más comunes son salivación excesiva, vómitos, diarreas, desorientación, convulsiones, picores, inflamación, enrojecimiento, dificultad respiratoria y ahogamiento.