El pasado domingo, 22 de abril, concluyó, con el cierre de la Puerta del Perdón del monasterio de Santo Toribio, el Año Jubilar Lebaniego que arrancó en abril de 2017, y entre cuyos éxitos destaca la consolidación del Camino Lebaniego. Tras la «relevancia nacional e internacional» que ha adquirido la comarca de Liébana, continuará la promoción más allá de la efeméride, que se volverá a celebrar dentro de un lustro, en 2023.

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha destacado hoy el «éxito» del Año Jubilar Lebaniego que acaba de terminar, en el que más de 1,2 millones de peregrinos han llegado a Santo Toribio de Liébana.

El cierre de la Puerta de Perdón del Monasterio y la misa celebrada en el interior del templo religioso han puesto fin a doce meses en los que se ha conseguido, además, «ir consolidando Camino Lebaniego como ruta de peregrinación», asegura el jefe del Ejecutivo.

«Ahora sí empieza la gente a tener idea de lo que significó Liébana en el siglo VIII y la figura de Beato» y «hemos puesto ya Santo Toribio en el mapa de España y de otros lugares del mundo», ha afirmado Revilla, para quien la promoción de esta cita es «una tarea que tenemos que continuar» para que venga mucha gente «a reencontrarse con la historia».

El presidente regional ha apuntado que este Año Jubilar que finaliza hoy «tiene que ser germen de una actividad que continúe hasta el próximo», con «visitas permanentes y un itinerario constante de peregrinos a la lo largo del año» en torno al Lignum Crucis y a la figura de Beato.

Por su parte, el consejero de Innovación, Industria, Turismo y Comercio, Francisco Martín, ha señalado que, a falta de los datos oficiales que se darán a conocer esta próxima semana, el Año Jubilar ha alcanzado la «relevancia nacional e internacional» que se buscaba y ha destacado que se han batido «todos los récords históricos», tanto el de afluencia de personas, como el de negocio y ocupación turística.

«Hemos tenido un Año Jubilar de relevancia que nos ha puesto en el imaginario turístico de peregrinación religiosa nacional e internacional», ha subrayado, después de recordar que el número de peregrinos se ha «multiplicado por ocho» y que Liébana ha pasado de ser la séptima comarca más visitada de Cantabria a la segunda.