Técnicos del proyecto europeo LIFE confirman que la pareja de quebrantahuesos asentada en el Parque Nacional de los Picos de Europa, de donde esta especie había desaparecido en los años 60, ha iniciado el proceso reproductor y está incubando un nido. Se trata de la pareja formada por la hembra ‘Deva’, liberada en 2011 y cedida por el Gobierno de Aragón, y el macho ‘Casanova’, un ejemplar silvestre procedente de Pirineos.

En febrero la unidad reproductora (UR) dio indicios de puesta e incubación, pero las malas condiciones climatológicas impidieron confirmar hasta esta misma semana el asentamiento y relevo en el nido, que fue observado con claridad y grabado por un técnico de la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos (FCQ).

Las avalanchas de nieve acaecidas en las proximidades del nido tuvieron al equipo de técnicos en alerta durante varias semanas.

El sector de nidificación está localizado en la vertiente asturiana del Parque Nacional de los Picos de Europa, en una zona de gran calidad para la especie. El nido finalmente elegido se localiza en las proximidades del utilizado el año pasado. Está ubicado en una pared vertical y a una altura considerable.

La observación por parte del equipo de la FCQ se realiza a más de 1000 metros de distancia, para lo que necesitan óptica de alta precisión.