El Gobierno de Cantabria ha convocado la XI edición del Pueblo de Cantabria, correspondiente al año 2018, instaurado en 2006 con la finalidad de reconocer la labor de los ayuntamientos y las demás entidades locales en la defensa, mejora y desarrollo de los entornos urbanos y rurales de Cantabria, y que valora no solo la arquitectura sino «la implicación de los vecinos, el cuidado de las calles y la recuperación de los entornos degradados».

La convocatoria se ha publicado hoy en una edición extraordinaria del Boletín Oficial de Cantabria (BOC), con lo que el plazo para participar se abre este sábado 26 y se prolongará hasta el 31 de julio, y se ha presentado en rueda de prensa por el consejero de Obras Públicas, José María Mazón, acompañado por el presidente de la Federación de Municipios de Cantabria (FMC), Pablo Diestro.

El consejero ha confiado en que haya «muchos y buenos participantes» en este certamen dirgido a pueblos de menos de mil habitantes y que ya han recibido Novales (Alfoz de Lloredo) en 2005; Caviedes (Valdáliga) en 2006; Puente Viesgo en 2007; Mazcueras en 2008; Udalla (Ampuero) en 2009; Tudes (Vega de Liébana) en 2010; Barcenaciones (Reocín) en 2012; Villaescusa del Bardal (Campoo de Enmedio) en 2014, Cosío (2016) y Mogrovejo (Camaleño) en 2017.

En este sentido, Mazón ha anunciado que esta última localidad, Mogrovejo, recibirá el Premio el próximo 23 de junio, con un acto en el que está prevista la presencia del presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla. El consejero ha destacado el «significado especial» de esta distinción por haberse producido en el contexto del Año Jubilar Lebaniego.

El titular de Obras Públicas ha indicado que el premio mantiene la dotación que se incrementó el pasado ejercicio hasta los 150.000 euros, de los que 130.000 corresponden al ‘Pueblo de Cantabria’ y 10.000 euros a cada uno de los dos accésit de las candidaturas que queden en segundo y tercer lugar.