La vicepresidenta regional y consejera de Medio Ambiente, Eva Díaz Tezanos, entregó junto al consejero de Educación, Francisco Fernández Mañanes, los premios del concurso escolar ‘La Liga del Reciclaje’, un proyecto medioambiental de la empresa pública MARE que este año ha repartido 3.400 euros entre los cuatro colegios que han resultado ganadores por sus propuestas de gestión de residuos.

Los colegios Miguel Bravo, de Santander, y Trasmiera, de Ribamontán al Mar, han compartido el primer premio, dotado con 1.000 euros para cada centro, mientras que los centros Nuestra Señora de la Paz, de Torrelavega, y Esclavas, de Santander, se han llevado el segundo premio, dotado con 700 euros para cada uno de ellos.

En la edición de este año han participado 19 centros educativos de la región, lo que supone que ya hay 39 colegios que han implantado o están trabajando en su plan de gestión de residuos gracias a una iniciativa impulsada por MARE en el curso 2013-2014 y que en la actualidad cuenta con la participación de más de 15.000 alumnas y alumnos.

Tras entregar los premios a los ganadores, la vicepresidenta ha resaltado la importancia de la educación ambiental que se imparte desde los centros educativos de la región para enseñar y concienciar a los niños la relevancia que tiene el reciclaje, la reutilización y la gestión adecuada de los residuos.
«Lo más importante que tenemos es el planeta y tenemos que conseguir cuidarlo entre todos para dejarlo en las mejores condiciones para las generaciones futuras», ha indicado Díaz Tezanos.