El último trabajo de Daniel Sánchez Arévalo, ‘Diecisiete’, ha recibido el galardón al Cine y Educación en Valores en la 25 edición de los Premios Forqué, que se han entregado este sábado en Madrid y que están organizados por la Entidad de Gestión de Derechos de los Productores Audiovisuales (EGEDA).

La cinta, rodada en Cantabria, es un «road movie» que narra el viaje emocional de dos hermanos. El productor, José Antonio Velez, ha destacado que el apoyo de Netflix ha sido «decisivo» para que la película pudiera hacerse, mientras que su director ha dedicado este galardón a «los niños y gente joven, y a quienes están por venir», quienes espera que encuentren en el cine «educación y valores».

Han entregado este premio la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, y el premio Goya al mejor actor revelación por ‘Campeones’, Jesús Vidal.

‘La trinchera infinita’, dirigida por Jon Garaño, Aitor Arregi y Jose Mari Goneaga, ha sido la cinta galardonada como Mejor película. Esta producción vascoandaluza protagonizada por Antonio de la Torre y Belén Cuesta, narra a través de una historia ficticia las experiencias de los llamados topos: hombres que permanecieron ocultos en sus casas varios años desde la Guerra Civil, ante el temor de ser apresados.

Por otro lado, el galardón a la Mejor interpretación masculina ha sido para Antonio Banderas, por ‘Dolor y gloria’, que no ha podido estar en la gala y que ha recogió en su lugar Agustín Almodóvar. Tal y como ha señalado el galardonado a través de las palabras del productor, lo que más le gusta en la vida es «estar delante de una cámara o sobre un escenario», donde este sábado tenía una «cita ineludible» en Málaga por lo que no ha podido recoger el premio.

Por su parte, Marta Nieto ha recogido el galardón a la Mejor interpretación femenina por la película ‘Madre’, de Rodrigo Sorogoyen, que da continuidad al cortometraje homónimo que fue nominado a los Oscar en 2019. Tras recoger el premio, Nieto ha destacado la «sensibilidad especial» de ‘Madre’, «sin vocación comercial» y que ha requerido de unos productores «muy valientes».