El 23 por ciento de los residuos localizados por los voluntarios del Proyecto Ríos en los últimos 10 años han sido plásticos, mientras que otro 13% fueron desechos de madera y otro 12% envases metálicos, es por ello que los residuos son «obviamente uno de los principales problemas» en los ríos cántabros y sus riberas.

Además de los residuos, otro de los problemas detectados en los análisis realizado por el Proyecto Ríos entre 2008 y 2017 son las especies exóticas invasoras como el cangrejo americano, la falsa acacia, el eucalipto, el bambú japonés o el plumero.

Durante esta década, han participado en los muestreos y las actividades del proyecto más de 2.400 voluntarios, un centenar de entidades sociales y una treintena de centros educativos, que han inspeccionado más de 280 tramos fluviales, lo que equivale a 140 kilómetros de los ríos y los bosques de ribera de la comunidad.

La vicepresidenta de Cantabria, Eva Díaz Tezanos, ha hecho balance de los 10 años en los que se lleva desarrollando este proyecto en la comunidad, con el apoyo del Centro de Investigaciones del Medio Ambiente (CIMA) del Gobierno regional y bajo la coordinación de la Asociación Red Cambera.

Para celebrar esta primera década del Proyecto Ríos, el próximo viernes, 14 de diciembre, se celebrará un acto en la sede del CIMA, en Torrelavega, al que se ha invitado a todos los voluntarios que han participado en las actividades y en el que se presentará el libro ’10 años del Proyecto Ríos en Cantabria. Análisis ambiental 2008-2017′.

Se han muestreado 280 tramos de río, que suponen más de 140 kilómetros. En esas inspecciones y muestreos, se han localizado residuos de los que un 23 por ciento han sido plásticos, más de un 13% restos de madera y un 12% envases metálicos.