La sala Casyc acoge desde este sábado 23 y hasta el 25 de agosto un exposición que recorre la historia de la Real Orden de Carlos III a través de 72 piezas de diversa índole, entre las que se incluyen un cuadro de Goya, un manto de Carlos III y la casulla del Inquisidor Mayor del Reino, José Ramón de Arce, nacido en Selaya, una pieza que se ha recuperado para esta muestra, adaptada a la vinculación de la Orden con Cantabria.

La exposición ‘De mi real aprecio. La Real y Distinguida Orden Española de Carlos III’ tiene un marcado contenido histórico y está organizada por la Real Casa de la Moneda en colaboración con la Fundación Caja Cantabria.

Comisariada por el director del Museo de la Casa de la Moneda, Rafael Feria, y por Alfonso de Ceballos-Escalera, recoge una selección de cuadros, documentos, medallas, mantos, ceremoniales y condecoraciones con el objetivo de difundir la historia e importancia de la Real Orden de Carlos III y su vinculación con Cantabria, a la vez que rinde homenaje a su fundador, Carlos III.

Según ha explicado el presidente de la Fundación Caja Cantabria, Gaspar R. Laredo, en rueda de prensa, se trata de una muestra “diferente” a lo que se expone habitualmente en Casyc, que ha permitido recuperar piezas y “rescatarlas del olvido”, como la citada casulla del inquisidor mayor, natural de Selaya.

En este sentido, Feria ha detallado que esta exposición itinerante y “personalizable” parte de una mayor, de 400 piezas, realizada en Madrid con motivo del tricentenario del nacimiento de Carlos III y centrada en la más importante condecoración que concede el rey de España a un ciudadano por sus servicios a la Corona o a España (por ejemplo, cuando cesa un ministro).

Incluye cuadros de Goya y Vicente López, así como una reproducción de un cuadro perdido, del que solo hay una copia en México, de Carlos IV con el manto de Carlos III. El nombre de la muestra, ‘De mi real aprecio’, hace un “guiño a la Montaña” pues para su realización se localizaron piezas de colecciones privadas o públicas que incluyen el reconocimiento de caballeros que provienen de Cantabria, referencias de periódicos, etcétera.