La Consejería de Innovación, Industria, Transporte y Comercio ha publicado este viernes en el Boletín Oficial de Cantabria (BOC) dos convocatorias de ayudas a la innovación para el año 2020 por un valor total de 4.500.000 euros.

Se trata de la línea de subvenciones INNOVA COVID-19, dotada con cuatro millones de euros y los Cheques de Innovación (COVID-19), que cuentan con una dotación económica de 500.000 euros.

El consejero, Francisco Martín, ha asegurado que la línea INNOVA «ya se ha constituido en un referente regional» para que las empresas puedan continuar con la mejora de sus productos y procesos a través del desarrollo de proyectos de I+D+i y ha confiado en que los fondos destinados puedan agotarse en su totalidad.

Es lo que ha sucedido en años anteriores, concediéndose en los últimos tres años casi 9 millones de euros que han inducido en su conjunto una inversión total por parte de las empresas de Cantabria de más de 39 millones de euros, «todo un récord en este tipo de ayudas regionales», ha destacado el consejero.

Martín ha explicado que las subvenciones INNOVA COVID-19 tienen como objetivo incentivar la innovación en el entorno empresarial mediante el apoyo a los proyectos de investigación industrial, de desarrollo experimental y estudios de viabilidad.

De esta manera, los beneficiarios podrán ser las empresas de cualquier tamaño del sector industrial, del sector de servicios de apoyo a la industria, las que operan en sectores industriales de alta tecnología o emergentes y del desarrollo de la sociedad de la información, la innovación, nuevas tecnologías y eficiencia energética.

Este año, debido a las circunstancias excepcionales derivadas de la pandemia, el presupuesto de esta línea de ayudas se amplía hasta los cuatro millones de euros, un «máximo histórico» para «apoyar el mayor número de proyectos industriales en torno a la innovación».

Otras de las novedades son la prioridad para los proyectos de las comarcas de Campoo y del Besaya y la bonificación para aquellos proyectos que tengan por objeto estudiar nuevos modelos innovadores de abastecimiento de materias primas y suministros de la industria de automoción y la industria de la salud para diversificar sus cadenas de suministro y producción a raíz del COVID-19.

La intensidad máxima de la subvención dependerá del tipo de proyecto y del tamaño de la empresa.